Producción Sustentable

- El objetivo ‘producir bajo sistemas sustentables, la mayor cantidad de unidades de productos con excelentes estándares de sanidad y calidad, utilizando la tecnología más avanzada del momento, satisfaciendo las metas de rentabilidad del negocio‘, aseguró a Pregón Campo, Andrés Blaquier, gerente general de La Biznaga SA, brazo agropecuario del Grupo Ledesma, que tiene sistematizadas alrededor de 20.000 hectáreas con terrazas en la Estancia Centella, en Entre Rios, para sus actividades agrícolas y ganaderas.
ver más imágenes
En este sentido, hizo saber que las  metas en la forma de producir indicadas por la empresa jujeña en  todos sus campos son: los sistemas y procesos de producción deben conservar y/o mejorar las aptitudes del suelo, preservar y/o  mejorar el medio ambiente. 
La protección de la flora y la fauna  autóctona debe ser considerada  en el esquema de producción. Todo esto en una programa de trabajo que posee Ledesma - La Biznaga sobre el cuidado del medio ambiente.
El desafío según explican, ‘es producir mejorando el medio ambiente‘. Porque ‘somos conscientes de nuestra condición de custodios pasajeros de la naturaleza. Es  por eso que Ledesma se ha impuesto metas de sustentabilidad  en todos sus procesos productivos  incluso resignando rentabilidad  para lograrlas. Fue con ese espíritu que la empresa Ledesma le donó a la Nación en el año 1979 el  Parque Nacional Calilegua en la  Provincia de Jujuy que con sus  76.320 hectáreas pasó a ser patrimonio de todos los argentinos‘. 
Para poder controlar y auditar cada uno de los procesos ‘buscamos  permanentemente procedimientos  de certificación incuestionables y  es por eso que La Biznaga, sociedad controlada por Ledesma, se  propuso y logró la certificación  agrícola CRS de nivel internacional‘. Para ello ‘en la última década,  en la Estancia Centella, desarrollamos la obra de control de erosión  hídrica por medio de terrazas cultivables más importante del país la  que ha sido considerada para poder certificar la norma agrícola  CRS que mencionamos. En Centella, además, todos los montes nativos han sido relevados y por medio de un acuerdo con la Provincia de Entre Ríos, nos hemos  comprometido a mantenerlos como Área Natural Protegida‘, destacó Andrés Blaquier.

PRODUCCIÓN 
Centella es uno de los cuatro establecimientos rurales que posee la  empresa Ledesma bajo la firma Biznaga. Tres en la provincia de Buenos  Aires y uno en Entre Ríos, y que suman en conjunto 51.534 hectáreas  propias. Los tres primeros son las estancias La Biznaga, en el partido de  Roque Pérez, La Bellaca, en el de 25  de Mayo, y Magdala, en el de Pehuajó. La estancia Centella se encuentra  en el departamento de Concepción  del Uruguay.
En Centella, de un total de 26.708  hectáreas, 20.000 son las hectáreas  que están sistematizadas con terrazas  para evitar la erosión, con canales  colectores que permiten la evacuación del agua excedente fuera del lote en forma no erosiva. 
De este total, 17.300 hectáreas son  ocupadas para la producción de granos y el restante a pastura para la ganadería. La rotación agrícola (base  trigo, soja/trigo, maíz) se realiza con  el objetivo de incorporar la mayor  cantidad de gramíneas para lograr  mantener un buen balance de carbono y cuidar la materia orgánica de los  suelos.
Cuenta con una dotación de 40 personas y un personal vinculado bajo  contratación de 160 personas. Una  producción de granos de 57.915 tn,  una capacidad de Almacenaje:  29.000 tn y una producción de carne  total de 796.000 kg (95 kg/ha).
La construcción de terrazas comenzó en el año 2004 y se extendió hasta  el 2012, tras la decisión de volcar  gran parte de la superficie a la agricultura, para evitar la erosión que es  un problema que tiene casi toda la  provincia de Entre Ríos producto de  la alta torrencialidad de lluvias, poca  infiltración por parte del suelo con  presencia de pendientes pronunciadas y largas. Situación que causaba  fuertes estragos ocasionando en algunos casos pérdida total de la productividad. 
‘Antes se perdían entre 30 y 60 toneladas de suelo/hectárea/año, mientras que hoy se pierde solo 3 toneladas, tasa de regeneración natural del  suelo‘ destacó Blaquier. 
En este sentido, comentó que se encuentran dando batalla para tener la  sustentabilidad química, es decir ‘estar absolutamente seguros de que lo  producido por la tierra se lo vamos a  restituir‘ y sobre todo el total cuidado en las normas de aplicación de  agroquímicos y el uso de los banda  verde, que son totalmente inocuos.
El éxito logrado con este sistema  que fue pionero en centella se convirtió en un modelo que luego fue  copiado por otros productores de la  zona a tal punto que hoy existen un  total de 250 mil hectáreas productivas con terrazas en la provincia de  entre ríos. 
Ledesma recurrió primero a los estudios de suelos del INTA, realizó  una exhaustiva toponimia de su terreno y luego construyó 240 kilómetros de caminos y 1.500 kilómetros  lineales de terraza, que debe ir reparando paulatinamente cada 5 o 6  años. 

RESERVA NATURAL 
Este año, la empresa agregó 1.500  hectáreas a las 4.000 que ya mantenía como área natural protegida en el  establecimiento Centella en Entre  Ríos, y a las 100.000 hectáreas que  protege en Jujuy.
En el convenio firmado entre Ledesma y la Dirección de Recursos  Naturales de la Provincia de Entre  Ríos, la empresa se compromete, entre otras acciones, a conservar la fauna y flora, controlar la invasión de  plagas exóticas, enriquecer con especies vegetales naturalizadas, evitar la  caza y la pesca furtiva, y abrir y  mantener caminos en los corredores  faunísticos.
En Centella, Ledesma llevó adelante un sistema de control de la erosión  hídrica por medio de terrazas cultivables en 20.000 hectáreas, y un relevamiento de todos los montes nativos para mantenerlos como área natural protegida. En ella conviven 76  especies de mamíferos, reptiles, anfibios y peces, y 120 especies de aves  entre las que se destaca el amenazado tordo amarillo, declarado Monumento Natural en Misiones y Entre  Ríos. También se encuentran otros  animales en peligro de extinción como el lobito de río y el tatú carreta  gigante, entre otros.
Con esta nueva reserva natural protegida, Ledesma ratifica su compromiso con la conservación del medio  ambiente y su concepto de ‘Paisaje  Productivo Protegido‘, que también  lleva adelante en 100.000 hectáreas  de bosques nativos en Jujuy.
El objetivo ‘es la conservación, recuperación y manejo productivo de  los ecosistemas de las Selvas en galería (Montes selvas) y los Montes  nativos ubicados en la cuenca del  Río Guleguaychú y sus tributarios,  dado su riqueza ambiental representada por su biodiversidad, valor ecosistémico y la conectividad biológica. La biodiversidad de ambientes,  distribución y representatividad espacial permiten asegurar la estabilidad y conectividad de sus componentes‘.
Ya que la destrucción de grandes  áreas naturales y el peligro de extinción de muchas especies, entre otros  fenómenos, ‘han agudizado los problemas ambientales en las últimas  décadas e incentivado la preocupación por la conservación de la naturaleza‘. 
Por esta razón ‘las áreas protegidas  son espacios creados por la sociedad  en su conjunto que garanticen la vida  animal y vegetal en condiciones de  bienestar, es decir, la conservación  de la biodiversidad, así como el mantenimiento de los procesos ecológicos necesarios para su preservación  y el desarrollo del ser humano‘. 
Además, estas áreas ‘contribuyen a  la conservación del patrimonio natural y cultural del país y ayudan a reducir las presiones causadas por algunas actividades humanas sobre estos ambientes. En ellas el impacto se  reduce, por tanto, se transforman en  sitios de referencia para apreciar los  beneficios de la protección. También  juegan un papel muy importante en  el desarrollo sostenible, ya que si se  gestionan correctamente, pueden dar  una gran cantidad de beneficios tanto  económicos como sociales en la mejora del bienestar de la población, fomentando el respeto por la naturaleza‘. 
En este sentido, ‘el ANP- Reserva  de Usos Múltiples ‘Estancia Centella‘ lleva adelante acciones que conducen a la conservación de los ecosistemas, pero a su vez pretende sistemas productivos que garanticen la  sustentabilidad, y de esta manera se  asegura el bienestar de las generaciones‘.
El modelo de producción sustentable se plantea como objetivos prioritarios minimizar el uso de recursos  naturales, la generación materiales  tóxicos, residuos y emisiones contaminantes sin poner en riesgo las necesidades de las generaciones futuras. Se trata de gestionar estrategias  de aplicación práctica que involucran la economía, la sociedad y la  preservación del medio ambiente.,  fauna y flora.