Ledesma inicia la construcción de 100 casas en El Talar

- Con el mismo modelo de las 1.000 viviendas que construyó en Calilegua, la empresa entregará antes de fin de año otras 100 casas a sus empleados.
ver más imágenes
Ledesma comenzó a construir 100 casas en la localidad jujeña de El Talar como una ampliación del Programa Acceso a la Casa Propia, a través del cual la empresa ya edificó 1.000 viviendas en Calilegua para sus empleados. La iniciativa consiste en la construcción, asignación y venta financiada y al costo de viviendas para empleados dentro de convenio. 

Al acto de lanzamiento asistieron el gobernador de la Provincia de Jujuy, Gerardo Morales, el Directorio completo de Ledesma y el intendente de El Talar. El presidente de Ledesma, Carlos Herminio Blaquier, remarcó la decisión de bautizar al nuevo barrio con el nombre de “El Encuentro”, y describió a ese término como un sinónimo de “diálogo, escucha y comunidad”, a la vez que manifestó su deseo de que el barrio sea “un hogar colectivo para el encuentro de cada familia, de los padres con sus hijos, de hombres y mujeres que a través del trabajo lograrán ofrecer un hogar nuevo a su familia”.

Tal como hizo para la construcción de las 1.000 viviendas en Calilegua, Ledesma también donará el terreno y se ocupará de desarrollar toda la infraestructura necesaria para la subsistencia del barrio: enripiado y forestación de calles, red de agua potable, energía eléctrica y gas natural, cloacas, y espacios comunes. Además, un grupo de asistentes sociales acompañará a las familias adjudicadas durante todo el proceso. 

Las viviendas son antisísmicas y se construyen con un método de aprovechamiento integral y eficiente de todos los materiales. Cada una de ellas tiene 250 m2 de terreno y 65 m2 cubiertos: tres dormitorios, un baño, un lavadero y un ambiente que integrará el comedor, el estar y la cocina. 

Cada trabajador pagará su vivienda con una cuota nunca superior al 20% de su sueldo, y en un máximo de 150 meses. Llegado ese plazo, si el empleado aun adeuda un saldo, Ledesma se lo condona.