Inicio / Nuestros Productos / Bioetanol

Bioetanol

Para lograr un crecimiento ambientalmente sostenible las empresas agroindustriales de todo el mundo han puesto el foco en la generación de energías alternativas y renovables. 
 
Esto es también una respuesta a los consumidores de hoy, que son cada vez más exigentes y demandan productos limpios y amigables con el medio ambiente. Por eso, las empresas que apuntan a seguir creciendo deben hacerlo en forma sostenible en el tiempo: cuidando su cadena de valor, sus recursos humanos, sus comunidades, los recursos naturales que emplean en sus procesos de producción y su medio natural. 
 
En Ledesma estamos participando en forma activa de esta tendencia mundial a partir de nuestro ingreso en 2010 al Programa Nacional de Biocombustibles, produciendo bioetanol de caña de azúcar. 
 
La caña de azúcar es una gramínea con un muy alto rendimiento energético: produce hasta ocho unidades de energía por cada unidad de energía usada en su cultivo y en la producción del bioetanol que deriva de ella. 

 
Bioetanol de caña de azúcar 
 
Obtenemos el bioetanol por medio de la fermentación de los azúcares, a partir del procesamiento de la caña de azúcar. Su utilización repercute positivamente en el medio ambiente ya que la caña de azúcar es un cultivo de alta energía y uno de los más eficientes en la generación de energías limpias y renovables (casi seis veces más eficiente que otros cultivos). El uso del bioetanol permite reducir el impacto en el medio ambiente que producen los combustibles fósiles, y se estima que, junto a otros biocombustibles, movilizará el 20% del transporte mundial para el año 2040 (frente al 3% actual).
 
El bioetanol es el alcohol obtenido de la caña de azúcar o del maíz, que luego de un proceso de deshidratación se puede utilizar como combustible, solo o mezclado con la nafta.  El uso de bioetanol como combustible es beneficioso para el medio ambiente, ya que proviene de fuentes renovable como es la caña de azúcar y el maíz, y colabora con la reducción de la contaminación del aire.  
 
En nuestro país, el abastecimiento de bioetanol está regulado por la Secretaría de Energía, quien determina los cupos que cada productor debe entregar por mes, y el precio al que debe venderse este producto.  Los principales productores son los ingenios azucareros, que debieron formar empresas nuevas especialmente destinadas a la producción y comercialización de este producto, y a partir de octubre de 2012 comenzaron a sumarse al plan algunos productores de bioetanol de maíz.  

                               
 
Desde 2010, la mayoría de las naftas en Argentina poseen un porcentaje de bioetanol, que hoy es un 10%, y se espera llegar al 12% como próxima meta del plan de biocombustibles.
 
En la mayoría de los países más desarrollados el uso de bioetanol como combustible está muy desarrollado, ya que se le da más importancia al uso de combustibles renovables.  Los principales productores y exportadores son Brasil y Estados Unidos, seguidos por la Unión Europea y China.   
 
Ledesma produce y vende el bioetanol a través de Bio Ledesma S.A., que se creó especialmente para comercializar este producto.  Bio Ledesma comenzó a operar en noviembre de 2010, y su participación en el mercado fue creciendo año tras año.  Inicialmente producía 49 millones de litros al año, y hoy produce y vende 64 millones anuales. Hoy en día Bio Ledesma es uno de los principales productores de bioetanol de caña de azúcar.