Inicio / Medio ambiente / Las yungas y Ledesma

Las yungas y Ledesma

Nuestras tierras y nuestro principal complejo industrial están emplazados en medio de dos ecosistemas del noroeste argentino: las selvas subtropicales, también conocidas como nuboselvas o yungas, y los bosques chaqueños.
 
Las yungas ocupan el 2% de la superficie continental del país, y concentran casi el 50% de su biodiversidad. Las yungas alcanzan más de 4.000.000 de hectáreas de superficie en la Argentina. En ellas habitan 500 especies de aves, 200 especies de árboles, 80 variedades de helechos, 30 especies de sapos y ranas. También descansan especies vulnerables, diezmadas por la caza indiscriminada, como el yaguareté, el tapir, el pecarí, el oso melero y el zorro del monte, entre tantas otras.
 
Las yungas son particularmente importantes para la captación de aguas, de las que depende gran parte del sistema productivo de la región. El 90% de las lluvias ocurren entre noviembre y abril y las neblinas y lloviznas ayudan a mantener el caudal de ríos y arroyos durante la otra mitad del año. 

 
La UNESCO declaró la Reserva de Biosfera de las Yungas (RBYungas) en diciembre de 2002 como parte del Programa sobre el Hombre y la Biosfera. Lo hizo para preservar esta región que abarca 1.300.000 de hectáreas por ser una de las áreas de biodiversidad más importantes de la Argentina.
 
Existen 610 reservas en todo el planeta, de las cuales 13 están en la Argentina. Son mucho más que simples zonas protegidas: estas reservas promueven una relación equilibrada entre el hombre y la naturaleza.